RFC en línea: Consultar y validar

Toda persona que esté ejerciendo una actividad económica lícita en los Estados Unidos Mexicanos necesariamente tiene que poseer un (RFC) Registro Federal de Contribuyentes. Y en este artículo, podrás conseguir información valiosa sobre los aspectos más destacados y útiles que debes conocer sobre el RFC.

Pero comencemos por el principio ¿Qué es el RFC?

El Registro Federal de Contribuyentes (RCF) no es más que una clave alfanumérica, conformada por trece (13) dígitos, con la cual las autoridades hacendatarias de la República Mexicana llevan un control de los contribuyentes.

Con esta clave se identifica a las personas físicas  (personas que perciben un salario) y personas morales (empresas). En consecuencia, todos los contribuyentes sean personas naturales o jurídicas, que realicen una actividad económica están obligados a inscribirse en el RCF.

Ahora que ya conocemos lo que es el RFC. Seguramente nos preguntaremos ¿Para qué sirve?  y ¿Por qué debe importarme?

Como hemos dicho anteriormente, todas personas que estén ejerciendo algún tipo de actividad económica deben pagar impuesto. De acuerdo a lo estipulado Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Y para poder hacerlo necesitas solicitar el RFC, con esta clave podrás hacer las contribuciones al fisco respectivas.

También es importante destacar, que según lo estipulado en el artículo 27 del Código Fiscal de la Federación, si una persona no se inscribe cuando se encuentra en la obligación de hacerlo, se hace acreedora a una sanción.

Otro factor significativo para tener en cuenta, es que tramitar tu RFC es un requisito indispensable para obtener créditos y apoyo financiero de instituciones de emprendimiento. Validar tu posición ante clientes y proveedores, acceder a programas de seguridad social e incluso disponer del Fondo Nacional de la Vivienda para Trabajadores (INFONAVIT).

Términos fiscales que debes conocer

Lo primero que debemos saber, antes de solicitar y tramitar el RFC. Es conocer bajo qué figura legal debemos registrarnos, es decir: persona física o persona moral.

¿Persona Física o Persona Moral?

Según el Código Fiscal de la Federación (CFF) existen dos tipos de personas, las personas físicas y las personas morales. Y aunque todos somos personas físicas y presumimos con moral. Estos son términos con un significado distinto en el ámbito legal, que es importante que conozcas.

Persona Física: En el Código Fiscal de la Federación (CFF) existen dos tipos de personas, las personas físicas y las personas morales.

En otras palabras, una persona física se individualiza por su nombre, poseen un estado civil, pueden contraer obligaciones una vez alcanzada la mayoría de edad y puede tener más de una nacionalidad.

Persona Moral: Son un conjunto de personas físicas que se unen con un fin específico, por ejemplo formar una sociedad o una empresa.

Es decir, una persona moral no tiene cuerpo material que se pueda tocar, la persona moral se identifica por una razón social, las personas morales contraen obligaciones desde su creación. Conforme a las leyes mexicanas las personas morales que se constituyen y que poseen su domicilio en el territorio nacional, se consideran mexicanas.

¿En qué régimen debo inscribirme?

Para definir qué figura nos conviene dependerá en principio de tu modelo de actividad económica. Por ejemplo, si eres un trabajador independiente y trabajas por cuenta propia entras en la definición de persona física.

Si por contrario, perteneces a una asociación anónima o es su intención asociarse con fines de iniciar una actividad económica calificarías como persona moral.

Ahora que manejamos estas definiciones, y tenemos más clara las diferencias entre estos dos conceptos, podemos comprender cuál es el esquema que mejor se adapta a nuestras condiciones y así  tramitar adecuadamente nuestro RFC.

¿Cómo se compone el RFC?

Como dijimos inicialmente el Registro Federal de Contribuyentes (RCF) es una clave alfanumérica compuesta. Pero tiene una ligera variación de la misma, en función de si es una persona física o una persona moral.

RFC para Personas Físicas

La clave del RFC para una persona física, consta de 13 caracteres conformada bajo el siguiente esquema:

  • Los dos primeros caracteres corresponden a la primera letra de tu apellido paterno más la primera vocal del mismo.
  • El siguiente carácter representa la primera letra del segundo apellido (en caso de no tener segundo apellido se coloca la letra “X”).
  • Seguidamente se asigna la primera letra del primer nombre.
  • Continuando la secuencia, los siguientes valores corresponden a los dos últimos dígitos de tu año de nacimiento.
  • Posteriormente colocamos el mes de nacimiento expresado en dos dígitos (ejemplo: Marzo = 03).
  • Igualmente expresamos el día de nacimiento en dos dígitos, que corresponderán al valor siguiente de la clave.
  • Por último, el SAT le asigna tres (3) caracteres a tu RFC con la finalidad de evitar duplicados.

RFC para Personas morales

En este caso, la clave para generar el RFC para personas morales cumple otro esquema y está conformada por doce (12) dígitos bajo el siguiente patrón:

  • Las  primeras tres (3) letras de las palabras que conforman el nombre de la empresa o una combinación de esta (se omiten las abreviaturas del tipo “S.A.”).
  • Seguidamente se asignan seis (6) dígitos que corresponden a la fecha de creación de la empresa establecida en su acta constitutiva. Estos valores serán expresados en dos dígitos. En caso del año corresponde, solo los dos últimos números.
  • Finalmente el SAT le asigna los tres (3) últimos caracteres que corresponden a la homoclave.

Homoclave

La  homoclave no es otra cosa que los tres últimos caracteres del Registro Federal de Contribuyentes (RFC). Sin embargo, es de mucha utilidad porque permite diferenciar a las personas que tengan similitud en sus datos. Es decir, que poseen igual nombre, apellido y fecha de nacimiento.

De esta manera, al generar los primeros diez (10) dígitos de la clave RFC el SAT podrá diferenciarlos con la homoclave y garantizar que todos los ciudadanos posean registros distintos.

Inscripción al RFC

Afortunadamente la inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), es muy sencilla y tienes dos maneras de realizarla, según tu conveniencia. También es preciso mencionar, que tramitar el RFC es un procedimiento totalmente gratuito.

Tramitar el RFC es un proceso que puedes realizar de dos formas, una vía internet o dirigirte directamente a las oficinas del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Importante tener en cuenta que para realizar la inscripción en el RFC debes contar con la Clave Única de Registro de Población (CURP), ser ciudadano o residente de México y haber cumplido la mayoría de edad (18) años.

Tramitar RFC en línea

Una de las formas más rápida y sencilla para tramitar el RFC, es hacerlo directamente en la página web del SAT. A continuación:

Paso 1

Ingresar en la página oficial del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Paso 2

Haz clic en donde dice: “Trámites del RFC” y posteriormente selecciona la opción  “Obtén tu RFC con la Clave Única de Registro de Población (CURP)”.

Paso 3

Ahora debes ingresar tu CURP y captura el código de verificación que se muestra en la página.

Paso 4

Verifica que la información ingresada corresponda a tus datos.

Paso 5

Captura tu domicilio fiscal y tu correo electrónico.

Una vez realizado los pasos anteriores, el SAT va a generar un acuse único de inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes, e incorpora un código QR también tu cédula de identificación fiscal en el cual se especifica tu RFC.

Tramitar RFC en las oficinas SAT

Paso 1

Agendar una cita en la página oficial del SAT.

Paso 2

En el portal del SAT, seleccionas la opción “Otros trámites y servicios” y clic donde dice “Agendar cita”.

Paso 3

Deberás seleccionar tu entidad federativa, se desplegará una lista de módulos disponibles.

Paso 4

Una vez seleccionado el módulo de tu conveniencia. Se mostrará los datos respectivos del módulo: dirección, trámites que puedes realizar y requisitos pertinentes.

Paso 5

Selecciona la fecha de preferencia.

Paso 6

Confirmar la hora. Y clic en “Aceptar”.

Importante tener en cuenta, una vez tramitada la cita. Debes presentar a la cita los siguientes requisitos:

Documentos que recibiremos del SAT al terminar la inscripción

Una vez hayamos finalizado el proceso para tramitar nuestro RFC respectivo, cumpliendo los pasos explicados anteriormente. El Sistema de Administración Tributaria (SAT) nos entregará lo siguiente:

  • Copia de la solicitud de inscripción: corresponde a la hoja que realizamos cuando nos prescribimos por internet.
  • Cédula de Identificación Fiscal o Constancia de Registro: es un documento electrónico (que se puede descargar por la página del SAT) en donde se encuentra información de la empresa como razón social y RFC.
  • Guía de obligaciones fiscales: documento que indica al contribuyente, en el cual se indica los periodos para realizar las declaraciones por tipo de impuesto aplicable (ISR, IVA, IEPS, etc).
  • Acuse de inscripción al RFC: el acuse no es más que un documento impreso con toda la información fiscal de la empresa como: datos del contribuyente (RFC, denominación social, fecha de operaciones, estatus), domicilio fiscal, actividades económicas y régimen fiscal.

¿Cómo consultar RFC con CURP?

Actualmente consultar el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) con la Clave Única de Registro de Población (CURP), es un proceso muy simple y rápido. Solo debes ingresar en la página  oficial del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Aquí te explicamos paso a paso como hacerlo:

Paso 1

Una vez ingresado en la página del (SAT), en el menú haremos clic en la opción “Otros Tramite y Servicios” a continuación se nos desplegará un listado y seleccionaremos y haremos clic en “Consulta tu clave de RFC mediante CURP”.

Paso 2

Seguidamente se nos mostrará los siguientes campos, que deberás llenar:

  • Ingresar CURP
  • Año de inscripción
  • Código postal
  • Entidad Federativa
  • ¿Eres empleado?
  • Teléfono
  • Escribe tu código captcha por seguridad

Paso 3

Una vez llenado todos los datos de manera correcta del paso anterior, solo debes presionar “Consultar” y automáticamente la página te mostrará tu clave RFC.

Validar RFC

Si necesitamos consultar si una clave RFC está correctamente inscrita ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT) (algo útil para la empresas con nóminas). Se puede hacer fácilmente vía online.

Tiene la posibilidad de realizar la validación de una clave RFC o de manera masiva, esta última opción permite un máximo de 5.000 claves de RFC para consultar. El procedimiento es muy similar en ambos casos, aquí te explicamos cómo hacerlo:

Paso 1

Acceder al portal del Servicio de Administración Tributaria.

Paso 2

Seleccionar la opción en el menú principal que dice “Trámites del RFC” y hacer clic en la opción “Ver más”.

Paso 3

Hacer clic en el menú al final de la página que dice “Validación de RFC” y seguidamente hacer clic sobre la opción deseada: “Verifica si estas registrado en el RFC” o “Valida en línea RFC´s uno a uno o de manera masiva hasta 5 mil registros”.

Paso 4

Una vez seleccionada una de las dos opciones deseadas, se nos presenta una nueva ventana, al final de la misma haremos clic donde dice “Ejecutar en línea” ingresamos el código captcha que no indican.

Paso 5

Ahora podemos ingresar la clave RFC que queremos consultar, y damos clic en “Validar” el sistema no arroja el resultado.

Nota: en caso de querer hacer una consulta masiva de varias claves RFC el procedimiento es similar, con la diferencia de que debes tener un archivo .txt previo guardado en tu computador con toda la claves que deseas validar y el sistema te dará la opción para cargar dicho archivo.

El archivo a seleccionar deberá cumplir con las siguientes características:

1.- El archivo debe generarse en formato plano (txt)

2.- Se debe utilizar como separador el pipe «|»

3.- Las columnas no deben de tener nombre/título, en el primer renglón.

4.- En la primera columna, enumerar los registros proporcionados.

5.- En la segunda columna, proporcionar las claves de RFC a consultar, evite que el RFC tenga espacios en blanco.

6.- El archivo puede tener como máximo 5,000 RFC’S.

¿Cómo imprimir mi RFC?

Para imprimir tu RFC debes ingresar a la página oficial del Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Y a continuación seguir los siguientes pasos:

Paso 1

Seleccionar la opción en el menú principal que dice “Trámites del RFC” y hacer clic en la opción “Ver más”.

Paso 2

Dentro de las opciones que se nos muestra, hacemos clic en la pestaña que dice “Actualización en el RFC” y en el submenú que se despliega damos clic en “Reimprime tus acuses del RFC y genera tu constancia de Situación Fiscal con CIF.

Paso 3

En la página que se nos muestra hacemos clic en “Ejecutar en línea” e ingresamos los datos siguientes: RFC y contraseña.

Paso 4

Finalmente haces clic en “Generar constancia” y a continuación se abrirá una

ventana emergente que deberás permitir. Hecho esto tendrás tu Cédula de Identificación Fiscal que deberás descargar e imprimir.